Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Diputació de Castelló
Lunes, 27 de marzo de 2017

La Diputación instalará más de 180 desfibriladores en la provincia para convertir Castellón en un territorio cardioprotegido

El proyecto se encuentra ya en fase de adjudicación y el Gobierno Provincial garantizará al menos un desfibrilador en cada pueblo. Vicente-Ruiz: “Esta iniciativa permitirá salvar vidas y ofrecer a los vecinos del interior un servicio para mejorar su calidad de vida”.

[Img #25091]La Diputación garantizará la instalación de más de 180 desfibriladores en la provincia para convertir Castellón en el primer territorio cardioprotegido de todo el panorama nacional “y que los castellonenses, sin importancia de su lugar de residencia, cuenten con este servicio sanitario a su alcance”. De esta forma será pionera en la Comunitat Valenciana y prácticamente a nivel nacional en garantizar este sistema de actuación ante emergencias de riesgo vital.

 

 

 

La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha adelantado que el ambicioso programa de prevención cardiovascular impulsado por Javier Moliner “está cerca de ser una realidad que permitirá salvar vidas en toda la provincia”. Para ello, el proyecto se encuentra en fase de adjudicación previo a la apertura de las bases pero desde la administración provincial se asegurará al menos un desfibrilador -dispositivo DESA- en cada municipio solicitante gracias a una inversión superior a los 272.000 euros.

 

 

 

“La salud y el bienestar de los castellonenses es la máxima prioridad de esta administración. Desde el Gobierno Provincial garantizaremos un desfibrilador allá donde se haya solicitado, valorando además la realidad del municipio y la necesidad que éste pueda tener en cuanto a la instalación de más dispositivos”, ha explicado Vicente-Ruiz.

 

 

 

No en vano, la diputada de Acción Social ha explicado que los dispositivos DESA que instalará la Diputación Provincial por toda la provincia previa formación, aporta al enfermo unos notables índices de supervivencia en casos de parada cardiorrespiratoria, no previsibles sin la posibilidad de su inmediata utilización.

 

 

 

Así, desde la administración provincial se primarán aquellas localidades que hasta en estos momentos no cuenten con desfibriladores, tengan varios núcleos poblacionales o por su dimensión, cuenten con escasos recursos o incluso sin Policía Local para poder atajar en el corto plazo y con garantías una incidencia cardiovascular”.

 

 

 

Recurso para consolidar la población rural

 

La diputada de Acción Social ha destacado que además de proceder a la compra de los equipamientos, desde la Diputación “nos implicamos durante todo el proceso” para que los municipios saquen el mayor rendimiento a la instalación de los dispositivos DESA y sepan dónde instalarlos y cómo emplearlos, sobre todo en el mundo rural castellonense, que presenta en ocasiones falta de recursos sanitarios.

 

 

 

Es por ello que gracias a este programa de prevención de riesgo cardiovascular “nos permite atajar la despoblación en el interior de la provincia e igualar las oportunidades implementando en todo el territorio una iniciativa que permitirá salvar vidas y mejorar el bienestar y calidad de vida de nuestros vecinos del interior y de aquellos núcleos poblacionales como masías, aldeas o pedanías, mayoritariamente habitados por potenciales usuarios de estos dispositivos.

 

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress