Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ajuntament d'Onda
Viernes, 24 de febrero de 2017

La consellera Salvador junto con el alcalde Ximo Huguet ha visitado la nueva vía ciclopeatonal que ha construido la conselleria

Salvador señala que la nueva vía se atiende la demanda de los vecinos y se mejora la movilidad en igualdad de condiciones. Se trata de la primera fase de la futura conexión peatonal del municipio con la Ermita del Salvador y el presupuesto ha ascendido a 282.000 euros. Con estas obras, se ha reducido el ancho de la calzada con lo que se ha conseguido moderar la velocidad de los vehículos y se ha construido una amplia acera.

[Img #24743]La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha señalado que con el carril ciclopeatonal que la conselleria ha ejecutado desde el polideportivo de Onda hasta el Camino de las Monjas Clarisas,  “se mejora la accesibilidad, seguridad y la movilidad en igualdad de condiciones al proteger a los usuarios más vulnerables de esta ruta como peatones y ciclistas”. En este sentido, la consellera ha destacado que con esta primera fase ejecutada “estamos cumpliendo los compromisos adquiridos y dando respuesta a una demanda de los vecinos”.[Img #24744]

 

En su visita a las obras junto al alcalde de Onda, Ximo Huget, y el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, la consellera ha explicado que esta actuación, ya en servicio, ”es un ejemplo muy claro del nuevo modelo de entender la conectividad de las personas y va a permitir que el casco urbano de Onda esté, poco a poco, conectado con la Ermita del Salvador, que es un punto de referencia no solo en agosto, cuando se celebra la romería, sino a lo largo de todo el año”.

 

La obra ha contado con una inversión de 282.000 euros, y según la consellera “este tipo de inversiones son las que más se rentabilizan desde el punto de vista social, porque son las inversiones que disfrutan los vecinos y vecinas del municipio en su día a día y se mejora así su calidad de vida”.

 

Con esta nueva vía se evita que los viandantes discurran por el arcén o las calzadas, con el consecuente peligro que eso suponía. También se ha conseguido mejorar la calidad urbana del acceso a Onda desde la carretera de Montanejos, calmar el tráfico y evitar los frecuentes desbordamientos  del barranco de Beniparrell. 

 

Asimismo, la consellera ha destacado los proyectos comunes que comparte el Ayuntamiento de Onda con la conselleria. Así, además de la movilidad sostenible, la consellera ha hecho referencia a la próxima firma del convenio del Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana (ARRU) de Onda.

 

Por su parte, el alcalde Ximo Huguet ha mostrado su gran satisfacción por esta actuación, que tiene por objetivo “la mejora de la seguridad vial y las condiciones de movilidad sostenible en la zona, así como ofrecer opciones saludables de desplazamiento a los ciudadanos y ayudar a mejorar con todo ello su calidad de vida”.

 

Carril ciclopeatonal

El  carril ciclopeatonal  junto a la carretera CV-20  parte del polideportivo municipal junto a la rotonda en que coinciden las avenidas Constitución y Serra Espadà, y llega hasta el camino del Convento de las Monjas Clarisas. A partir de aquí el itinerario peatonal discurre por el interior de la urbanización Beniparrell. Esta es la primera fase de la futura conexión peatonal entre el casco urbano de la  localidad y la Ermita del Santísimo Salvador.

 

En esta fase, se ha reducido el ancho de la calzada de la carretera a 6 metros con lo que se ha conseguido moderar la velocidad de los vehículos motorizados y se ha construido una amplia acera para lograr la conexión totalmente a pie o en bicicleta entre el municipio con la urbanización de Beniparrell.

 

La actuación ha consistido en separar físicamente los tráficos peatonal y ciclista del motorizado, de esta forma se ha mejorado sustancialmente el nivel de seguridad vial y se ha cumplido ampliamente con los parámetros de accesibilidad de las personas con diversidad funcional. El paseo peatonal tiene entre 2’5 y 4 metros de anchura y 400 metros de longitud aproximada.

 

El encaje de este primer tramo hasta el camino de las Clarisas se ha ejecutado aprovechando el actual acerado municipal y el arcén y las cunetas de la CV-20. La separación física de tráficos se ha garantizado por cota y ha quedado el paseo más alto que la actual rasante de la carretera.

 

El barranco de Beniparrell

El barranco de Beniparrell se ha salvado al prolongar con marcos prefabricados la estructura de arcos preexistentes con lo que se ha conseguido varias mejoras, como mantener la anchura con la que discurre el paseo actual, se ha propiciado una área estancial y se ha zanjado los problemas de capacidad hidráulica que presentaba la obra de fábrica inicial al amontonarse cañas, ramas, etc. en la embocadura con las crecidas y desbordamientos asociados.

 

Con la segunda fase de esta obra, el carril ciclopeatonal llegará hasta la Ermita del Salvador. La conselleria ya ha acordado con el Ayuntamiento la mejor solución técnica a partir de diversas alternativas consideradas. Al afectar a una vía pecuaria se está tramitando la autorización de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente para su  ocupación .

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress