Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Arrels
Jueves, 21 de mayo de 2015
EDITORIAL

Cuatro años y ARRELS sigue en sus manos

 

El Ayuntamiento debe desde hace 4 años una factura de publicidad a ARRELS contratada por Ramón Sebastián y se niega a pagarla

 

El objetivo del  gobierno del PP es hacernos desaparecer del panorama mediático local

 

 

Ya han pasado cuatro años desde que se iniciara el mandato popular. Unos más calvos que otros, unos más pobres que otros, y todos los que tenemos la suerte de estar aquí, más viejos que entonces. En sus manos, el número 390 de ARRELS.


La crítica debería ser algo normal, e incluso beneficioso para el conjunto de la sociedad, entre las relaciones entre un medio de comunicación y el Gobierno. Ya lo decía George Orwel: "Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas". En esta revista se han publicitado los negocios que se implantan en Onda y promocionado los productos y servicios de los ya implantados. También se han dado a conocer los actos y actividades que realizan los diferentes colectivos existentes en Onda. Pero no hemos querido renunciar a la esencia del periodismo, ese tan incómodo para el gobernante de turno. Lo hicimos con el equipo de gobierno anterior, y ahí están las hemerotecas, y lo hemos hecho con el actual.


Pero esto no lo ha querido entender el PP. Ni la importancia de la crítica en una democracia, ni la importancia de la pluralidad, es decir, que puedan existir opiniones diferentes a las propias.


Cuando estaban en la oposición, ARRELS fue uno de los pocos medios de comunicación que difundía sus mensajes. En cambio, cuando llegaron al poder, una de sus primeras medidas fue garantizarse canales propios para difundir su propaganda y dejar afónica a la oposición. ¿Cómo? Publicando y pagando los bandos y diverso tipo de información municipal en unos medios y retirándolo de otros.


ARRELS no entró en el juego ni aceptó el chantaje. La pluralidad informativa y el derecho a crítica no son negociables, y aquí terminamos. A cambio, el gobierno del PP utilizó una estrategia para hacernos desaparecer del panorama mediático local:

 

  • Tras unos primeros meses en los que el Ayuntamiento publicó, aunque en cuentagotas, alguna página de publicidad institucional en ARRELS, finalmente la acabó retirando. Cabe recordar que la publicidad institucional es aquella que pagan todos los ondenses aunque la gestione el Ayuntamiento. Esto supone una falta de respeto a nuestros lectores puesto que, como ciudadanos de Onda, tienen el mismo derecho a que les llegue dicha publicidad.

 

  •  Esa publicidad (entre otras cosas), permitió reflotar una publicación desaparecida para controlarla ideológicamente y hacer la competencia desleal a ARRELS. Imagínense ustedes que tienen un negocio y otro dedicado a lo mismo recibe dinero del Ayuntamiento permitiendo vender más barato sus productos. ¿Qué pensarían? Por suerte ofrecemos un producto diferenciado que aprecian nuestros lectores y siguen ofreciéndonos su apoyo, manteniéndonos como número 1 en número de lectores.

 

  • Animaron a sus acólitos a dejar de comprar la revista ARRELS en un claro intento de boicot y de estrangular la financiación de la revista.

 

  • Esta misma semana una nota de prensa del PP se vanagloriaba de que pagan a todos sus proveedores y en un plazo de 2 días de media. Les tenemos que decir que mienten. El Ayuntamiento debe desde hace 4 años una factura de publicidad a ARRELS contratada por Ramón Sebastián y que, después de reclamar su pago infinidad de veces y hacernos promesas de liquidarla, hace un par de meses nos confirmaban que no se pagaría. Un grano de arena más en su estrategia de cercenar los ingresos de esta revista.

 

  • Durante estos cuatro años no han tenido ningún rubor de criticar la revista ARRELS y a sus miembros, la mayoría de veces de manera cobarde y anónima mediante webs y perfiles de Facebook y Twitter. La más sonada, cuando muchos concejales compartieron en sus propios perfiles de redes sociales que el director de la revista era el candidato socialista de las próximas elecciones. En aquella ocasión ya les manifestamos que el tiempo, juez implacable, pondría a cada uno en su sitio, desenmascarando sus mentiras y dejándolos en evidencia.  El próximo domingo, si van a votar, les animamos a que busquen su nombre entre las numerosas papeletas que hay este año. En ninguna encontrarán el nombre de Miguel Mata.


Como negocio, nos interesa la rentabilidad económica y vamos a seguir desarrollando nuestra labor con nuevos servicios e iniciativas a los lectores y los anunciantes queriendo dar respuesta a una sociedad cada vez más interconectada. Rentabilidad económica sí, pero no a cualquier precio, ya que como responsables en la formación de la opinión pública, también nos interesa la libertad de expresión, porque sin ella no hay libertad, ni por supuesto democracia Y ESTO NO ES NEGOCIABLE gane quien gane el próximo 24 de mayo.

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress