Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Martes, 10 de febrero de 2015
EDITORIAL

La verdad no puede faltar en la educación

Un desprendimiento de un panel cerámico en la Secció de l’IES Serra d’Espadà pudo causar una tragedia si en el momento del suceso algún alumno o cualquier otro miembro de la comunidad educativa hubiese deambulado por las inmediaciones.  Los padres de los alumnos se han quejado repetidamente de las carencias que arrastra el centro desde su construcción, quejas que nunca han recibido la debida atención por parte de  la administración, aunque, por otra parte, el pleno aprobó hace poco más de una semana una moción sobre las bondades de la educación en Onda.


La Asociación de Madres y Padres, ante el peligro que suponen unas instalaciones deficientes, convocó para el pasado lunes 2 de febrero una protesta para visibilizar una problemática que los usuarios de la Secció de l’IES arrastran desde hace años.


La AMPA de la Secció convocó a la prensa, televisiones, partidos políticos y emplazó al alcalde para trasladarle sus quejas. El alcalde, según comentó la propia AMPA, declinó acudir con la peregrina excusa de que no entraba dentro de sus competencias. El alcalde escondió la cabeza, imitando la táctica del avestruz.  Entre las competencias de un alcalde también debería estar escuchar las quejas o sugerencias de una asociación de padres.


El alcalde no esgrime la misma excusa cuando se trata de ponerse medallas en otro asunto en el que la Generalitat tiene la máxima responsabilidad, como el caso de la Sanidad. Sólo hay que recordar la inauguración del segundo centro de salud. Con este doble rasero el alcalde demuestra que no gobierna para los ondenses, que calla para no incomodar a sus superiores y antepone su partido a atender las quejas de los ciudadanos. Pero el cinismo llega a sus máximas cotas cuando intenta tapar sus vergüenzas echando la culpa a los partidos políticos de la oposición de impedir la entrada de los alumnos al centro, convirtiendo el incidente en una cuestión simplemente política en un intento de ocultar el malestar de los padres.


La convocatoria fue organizada por la AMPA. Estos padres fueron los que impidieron, durante solo media hora, el acceso de los alumnos al centro.  El alcalde no tuvo el valor de reunirse con ellos con la excusa de que no es de su competencia y por último se inventa una orquestación política del problema. Basta ya de mentir a los ondenses, el problema es solamente que a los padres no los han escuchado. Hasta ahora.  La Conselleria ya les ha prometido algunas reformas.


En una época en la que tanto se repite sobre la conveniencia de educar en valores, el equipo de gobierno no puede atentar contra el valor de la verdad. La inversión de la educación, al igual que sus carencias, se nota, sobre todo, a largo plazo. Puede que esta estrategia sirva al PP para ganar las próximas elecciones, pero con estas actuaciones políticas a los que nos tiene tan acostumbrado, quien pierde, es Onda, los populares incluidos.

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress