Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Vicente Alejandro Guillamón
Viernes, 23 de mayo de 2014

El General Arrando, militar de fortuna

El ondense Arrando Ballester fue el típico militar de fortuna que acabó en los puestos más elevados del ejército español en los albores del siglo XIX. Sin, embargo, a pesar de su dilatada carrera militar, este hombre sigue siendo un gran desconocido en su localidad natal.

[Img #12001]Arrando Ballester es el típico militar de fortuna, que entra de soldado raso en el ejército y acaba en los puestos más elevados del escalafón. Claro que nuestro hombre vivió uno de los tiempos más revueltos de la historia española, caracterizada por el protagonismo de los espadones en el tragicomedia política de aquellos tiempos.

 

José Arrando nació en Onda en 1815 y participó en casi todos los bolinches de su época, defendiendo siempre la causa liberal, hasta que murió en Madrid, en 1893, con el grado de teniente general.

 

Se incorporó al ejército en 1835, como soldado raso, seguramente, cuando le correspondió por edad (tenía a la sazón 20 años). La primera guerra carlista hacía ya tres años que asolaba el país. No sé el grado con que terminó esta contienda; pero al prinicipio, debió medrar poco, porque sólo encontramos de teniente, a los doce años de ingresar en el ejército, combatiendo la sublevación de los matiners, que señala el inicio de la segunda guerra carlista (1847-1860), en la que acabó, nada menos, que de general de brigada.

 

Madrid le dedicó una de sus principales calles

 

Con este último grado fue gobernador militar de Lérida y Valencia. No he podido averiguar si se adhirió a la Gloriosa –que destronó a Isabel II-, pero no es demasiado probable, porque su carrera sufre, hasta la Restauración de Alfonso XII, un frenazo. En cambio, se sabe que sofocó la Insurrección cantonal de Alcoy; participó en el bombardeo contra los cantonalistas de Valencia, e hizo prisionera, en Almansa, a la partida cantonal mandada por Plaza.

 

Enfrentado de nuevo a los carlistas, derrotó a Cucala en Játiva, siendo ascendido seguidamente a general de división (1875).

 

Con este grado, mandó las columnas que consiguieron levantar el bloqueo de Olot y batió a los carlistas en numerosas acciones (Santa Coloma de Farnés, Las Planas, AMER, Molíns de Rey, Paipol y la Junquera), por lo que fue ascendido a capital general.

 

Las breves referencias que he podido consultar para urdir este boceto biográfico de urgencia terminan diciendo que “entre otros empleos de importancia, desempeñó el de capitan general de Extremadura. Perteneció al partido liberal y fue diputado y senador en distintas ocasiones”.

 

[Img #12002]Así de escueto. Pero suficiente para darnos a entender que el general Arrando fue un hombre importante en la política española –tan influyente por los militares- del siglo XIX. No llegó ciertamente a nivel de un Espartero, un Serrano, un Prim o un O’Donell; pero alguna relevancia tendría, y no pequeña, cuando el Ayuntamiento de Madrid le dedicó una calle en uno de los barrios que, en su día, tuvieron más sabor aristocrático en la Corte y Viila. La actual calle del general Goded, que discurre entre las de García Morato y Almadro, llevó, hasta 1939, el nombre de nuestro ilustre paisano. En este barrio hubo numerosos palacetes donde residían no pocos nobles afincado en Madrid. Hoy exisite en este zona algunas de las más importantes embajadas extranjeras, como la de S., M británica, la de la República Federal Alemana, la suiza, etc, así como bastantes centros oficiales. Poco poder e influencia tendríamos que alcanzar la gente de Onda si no lográsemos, un día, cuando sea, que nuestro general Arrando vuelva a tener su calle en Madrid, como debe tenerla en Onda, igual que ese otro gran ondende, para tantos desconocido, que fue Zayan Ibn Mardanís (o Martínez), rey de Valencia y de Murcia.

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress