Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Jose María Olucha
Miércoles, 13 de junio de 2018
TU MASCOTA

Urgencias, como distinguirlas y como actuar

[Img #29026]Es muy habitual que lo que el propietario ha considerado como una urgencia en realidad no lo es y también al contrario, algo que  parecía no tan importante puede tener un desenlace mucho más serio; unas sencillas pautas, bien conocidas por el propietario o bien sugeridas por la consulta telefónica con el veterinario habitual, pueden resolver el problema o posponerlo hasta la visita habitual en la consulta.


Una urgencia, médica en nuestra mascota podría definirse como aquella situación de su salud que requiere atención veterinaria en el lugar más próximo y  con los medios adecuados que requiere su estado.

 

URGENCIAS
Es prácticamente imposible pensar que nuestro perro no se enfrentará a lo largo de su vida a una situación que no requiera una actuación urgente, por ello, es fundamental que se guarde la calma, se actúe con sentido común y, ante la duda llamar y/o acudir al profesional.


Como no es posible enumerar todas las situaciones de urgencia que se pueden dar a lo largo de la vida de la mascota, enumeraremos las más frecuentes en la clínica veterinaria, que son las heridas, las fracturas y la dilatación /torsión de estomago.

 

[Img #29027]HERIDAS
Las heridas son las lesiones producidas en los tejidos debidas a la acción de un cuerpo rígido.


Nos podemos encontrar con una variedad importante de tipos de heridas en función de la profundidad de esta y su origen (abrasiones, punciones, etc. ) . En todos los casos se debe hacer una exploración rápida de todas las lesiones y manipular con delicadeza hasta valorar las lesiones acompañantes (fracturas, sección de vasos, nervios, etc...)


Si no podemos actuar rápido,  hay que cubrir la herida para evitar una mayor infección y limpiar la zona de la herida desde el centro hacia el exterior con antisépticos suaves o agua y, en su defecto, jabón.


Si la hemorragia no se controla, puede ser necesaria la presión directa sobre la herida, si esto tampoco es suficiente, puede ser necesaria la aplicación de un torniquete hasta la intervención del profesional.


Sea cual sea la gravedad de la herida siempre hay que acudir al veterinario, quien valorara la necesidad de una limpieza más profunda, la conveniencia de una sutura y los beneficios de un tratamiento médico.

 

FRACTURAS
La mayor parte se deben a traumatismos externos, como los causados por atropellos y caídas al vacio. Esto es muy frecuente en los gatos.


Intentaremos tranquilizar al animal, impidiendo que realice movimientos que empeorarían la fractura inicial; cualquier movimiento que le apliquemos debe realizarse con prudencia. Es primordial mantener la posición en la que lo encontremos, sin intentar recuperar nunca la posición natural de la estructura, ya que esto podría agravar de forma importante la situación. Por ello es fácil deducir que se debe acudir inmediatamente al veterinario.

 

DILATACION/TORSION DE ESTÓMAGO
Es el aumento del tamaño del estomago del perro debido al acumulo de liquido o gas que no puede liberarse debido al cambio de su posición. Se produce principalmente en perros grandes de tórax profundo pero también en los mestizos entre los 4 y 7 años de edad.


Se observa  aumento del tamaño del abdomen, arcadas repetidas sin salida del contenido en caso de que exista torsión aparte de dilatación. En estos casos hay que llevar el perro al veterinario cuanto antes.

 

[Img #29024]

ARRELSonline.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress